Mirar pelis y ser felices en el otoño porteño

La ya clásica maratón de cinefilia está a las puertas de la ciudad. Los cinéfilos se refriegan los cinéfilos dedos y sus tarjetas de crédito para cuando el martes 3 de abril el sistema de venta de entradas unificado permita comprar los tickets por la web. Entonces, el decimocuarto Buenos Aires Festival Internacional de Cine (Bafici) iniciará su cuenta regresiva, para comenzar el 11 y concluir con la rutina agotadora y apasionante de ver películas a favor del cine –al margen de algunos films malos– y en contra del pochoclerismo de las salas múltiples. La presente edición baficiana sigue siendo gulliveriana: 449 películas, 23 salas, 11 sedes de la ciudad (se agregan el Planetario con proyecciones fulldome a 360º y el Centro Cultural San Martín), 59 largos y 52 cortos nacionales. Cuarto año consecutivo de Sergio Wolf como director artístico. Nuevas secciones temáticas: “Trances” (sobre drogas, baby), “La ley del deseo” (calentitos los panchos) y “Odisea del espacio” (el cine y la arquitectura).“El último Elvis” será la Función de Apertura en el teatro 25 de Mayo. Sin aliento ni espacio suficiente, Miradas al Sur arriesga aquí un pequeño itinerario incompleto sobre documentales a tener en cuenta. Si de música se trata, ineludible será Tropicalia, una especie de Buena Vista con Caetano Veloso, o Meeting People is Easy, con Radiohead en calzoncillos, del inglés Grant Gee (uno de los 16 Focos del festival). Para las relaciones padre-hijo, véase Photographic Memory, de Ross McElwee, o Papirosen, deGastón Solnicki. Sobre el submundo prostibulario, dos visiones antagónicas: L’Apollonide, de Bertrand Bonello –que generó controversias en Mar del Plata Film Fest 2011 por apología del escortismo– y Whore’s Glory, de Michael Glawagger, una road movie condenatoria que ronda cabarets en México, Bangladesh y Bangkok. Lo judío revisitado: en el Foco de la genial vienesa Ruth Beckermann. Las entradas costarán entre 13 (estudiantes y jubilados) y 15 pesos. Toda la info puede rastrearse en el sitio bafici.gov.ar. A llenarse los ojos.