El minero que habló con la Presidenta

Año 5. Edición número 195. Domingo 12 de febrero de 2012
Entrevista. Armando Domínguez

Nada de minero trucho, como se sugirió desde algunas usinas periodísticas. Armando Domínguez, hombre de fuerte entonación criolla y amante del folclore surero, es nieto, hijo y sobrino de mineros de las canteras de la zona de Olavarría. El hombre agrega que suma bastante más de 30 años como laburante minero, siempre en la misma empresa, la que invirtió 85 millones de dólares en la planta que acaba de inaugurarse en Olavarría.
–Quiero aclarar que soy operario de la empresa desde 1978, que fui votado por la gente como delegado en 1992 y reelegido cuatro veces más. Desde que fui elegido como secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina de Olavarría fui a la planta todos los días.
Ya como cuadro sindical Domínguez relata que en 2010 viajó a San Juan y que allí estuvo “catorce meses recorriendo plantas de trabajo y empresas. Hay que decir que la fabricación de cemento y cal es una cosa, la minería metalífera es otra muy distinta. Lo que a mí no me gusta es cuando, por las protestas, no dejan pasar insumos básicos dentro de una mina, incluyendo alimentos y medicamentos”.
–¿Como surgió la posibilidad del diálogo con la Presidenta?
–Fue por la inauguración de la planta de Olavarría. Me llamaron desde la misma planta un día antes para decirme que iba a ir la ministra de Producción. Ni la ministra, ni Amado Boudou tenían idea de quién soy y trataron de armar una historia muy distinta.
–¿Cuántos trabajadores mineros hay en la Argentina y qué promedio salarial existe en los distintos sectores de la actividad?
–Nosotros tenemos registrados entre 45 mil y 50 mil trabajadores. La enorme mayoría, el 99%, trabaja en blanco, con sueldos acordes a la actividad y todos los aportes. En el sector metalífero, el promedio salarial está entre los 8.000 y 9.000 pesos. En la industria del cemento, en unos 7.000 pesos, y en la molienda de cal y piedra, entre 3.500 y 4.000. Las diferencias tienen que ver con el nivel de inversión que hace cada empresa y con los rendimientos, las ganancias.
–¿Cuál es su posición sobre los riesgos que implica la minería a cielo abierto? En su diálogo con la Presidenta tuvo palabras duras para los ambientalistas…
–Coincido con la Presidenta ese día: nos debemos un debate serio entre todos los sectores de la actividad y hay que hacer todos los controles necesarios. Las empresas los hacen y los propios trabajadores ayudan a realizar ese control. Repito lo que le dije a la Presidenta: que nosotros tenemos una familia, tenemos hijos, no somos suicidas.

Promedio: 3.8 (41 votos)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

Otras notas

  • La jugada presidencial de convocar a la Casa Rosada, a propósito de Malvinas, a representantes de la oposición parlamentaria, del sindicalismo, de otras fuerzas sociales, veteranos de guerra y miembros de las Fuerzas Armadas fue una apuesta inteligente que permitió combinar gestos de buena voluntad para todos lados en un asunto en el que existen amplios consensos.

  • Los cooperativistas fueguinos de Renacer se reunieron con la presidenta de la Nación para, fundamentalmente, presentarle tres cuestiones a resolver en el objetivo de incrementar su producción. La audiencia fue en el marco de la visita de Cristina Fernández a Ushuaia para la inauguración de una nueva planta de la empresa Newsan, en uno de los predios de la ex Aurora.

  • La ley de protección de glaciares, acordada entre el diputado Miguel Bonasso y el senador Daniel Filmus, que obtuvo media sanción en la Cámara Baja, es una ley consensuada y superadora, que protege nuestras fuentes y reservas de agua. Sin embargo, frente a su próximo tratamiento en el Senado, el lobby minero viene agitando tres falsos argumentos, que apuntan a nuevos temores y rechazos, con el objeto de retomar el proyecto anteriormente votado por los senadores, o para proponer modificaciones a la ley Bonasso-Filmus.

  • La producción minera en la Argentina adquirió en los últimos años una enorme magnitud tanto por las tasas de ganancias que han obtenido las empresas como por las polémicas desatadas a partir del impacto ambiental que genera la actividad. A partir de las movilizaciones populares llevadas adelante en ciudades del norte del país como Famatina y Chilecito, el interés mediático dominante pasó más por el segundo que por el primero de los aspectos señalados.

  • Desde que la discusión sobre la megaminería a cielo abierto se instaló definitivamente en la agenda gracias a las últimas movilizaciones generadas en La Rioja y Catamarca, la conformación de un organismo interprovincial que tenga un rol más decidido en la materia es la iniciativa de mayor alcance conocida hasta ahora, con consecuencias que podrían ir de lo político y económico a lo institucional y cultural. “Podrían”, en potencial, porque sólo con el paso del tiempo se sabrá qué pasos concretos dará ese organismo y en qué sentido.

  • Agustín Rossi quedó nuevamente al frente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FpV), lo que implica que comenzará a transitar su séptimo año consecutivo en ese rol. “Es una alegría enorme que la Presidenta me haya ratificado su confianza”, le dijo a Miradas al Sur. Rossi también habló sobre las expectativas del FpV con la nueva conformación de la Cámara baja y reflexionó sobre los momentos más complejos de los últimos cuatro años.
    –¿Cuántos diputados tiene exactamente el FpV más los aliados?
    –Nosotros somos 118 y con los aliados llegamos a 136.