Los informes secretos de la Bonaerense sobre la CNU

Año 6. Edición número 248. Domingo 17 de febrero de 2013
Alejandro Ullúa / Beatriz Arenaza / Gustavo Demarchi / Juan Carlos Gómez / Raúl Viglizzo / Carlos Ernesto Castillo / Eduardo Cincotta / Héctor Oscar Corres /
Investigación de Miradas al Sur. Existen partes de la Dirección de Inteligencia de la Policía provincial que revelan los vínculos de los grupos de tareas de esa organización con la represión ilegal antes y después del golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976.

Una serie de informes elaborados entre 1971 y 1985 por la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Dippba) sobre el accionar de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) en las ciudades de Mar del Plata y La Plata –a los que tuvo acceso la investigación de Miradas al Sur – no sólo identifican a gran parte de los integrantes de esa organización de ultraderecha peronista integrada al terrorismo de Estado y permiten reconstruir su historia operativa, sino que ponen en evidencia la estrecha conexión de la CNU con la Policía Bonaerense y, con posterioridad a octubre de 1975, con el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército. Se trata de informes producidos por las Mesas (centros de reunión de información) denominadas “A” de Mar del Plata y La Plata de la Dippba, dedicadas a hacer inteligencia en las universidades de esas ciudades.
De la lectura de los informes se desprende también cómo, fundamentalmente en Mar del Plata –y no así en La Plata, donde la CNU siguió operando activamente como tal–, la declinación del accionar de la organización fue coincidente con el incremento de la actuación de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA o Triple A), a la cual se incorporaron como operativos varios de sus integrantes. Asimismo queda claro cómo después del 24 de marzo de 1976 algunos miembros de la CNU pasaron a formar parte de los grupos de tareas del terrorismo de Estado de la dictadura cívico militar y otros cumplieron funciones públicas.

ORÍGENES Y VÍNCULOS REPRESIVOS. Como ya saben quienes siguen la investigación de Miradas al Sur , la Concentración Nacional Universitaria nació durante 1967 en el Instituto Cardenal Cisneros de La Plata, conducido por el helenista y latinista Carlos Disandro, y se nutrió en un principio con ex integrantes del Movimiento Nacionalista Tacuara (MNT) y de la Unión Nacionalista de Estudiantes Secundarios (UNES). Para la Dippba, la primera aparición pública de la CNU ocurrió el 28 de agosto de 1968 mediante un panfleto de adhesión al “acto patriótico realizado por un grupo de jóvenes en las Malvinas”. En ese mismo informe, se la define como una organización que “agrupa a profesionales y universitarios, desplegando amplia actividad en las ciudades de La Plata y Mar del Plata. En ambos lugares ligados a la prédica del Dr. Carlos Disandro, de ideología nacionalista peronista, Dr. de Filosofía y Docente de las Universidades de La Plata y Buenos Aires”.
De acuerdo con un parte de inteligencia integrado al Legajo N° 68 –elaborado por la Mesa A, Factor Estudiantil–, el lanzamiento oficial de la organización en Mar del Plata ocurrió en agosto de 1971, durante un acto público realizado en el Teatro Alberdi con la presencia del propio Disandro y el sindicalista José Ignacio Rucci. En ese mismo parte, la Dippba identifica a los principales dirigentes de la CNU en la ciudad: “Dr. Ernesto Piantoni (h), Fernando Delgado, Raúl Viglizzo, Juan Carlos Gómez (h), Alberto Dalmasso, Jorge de Urquiza, Dr. Raúl Cuence, Arquitecto Arturo Adriani, Humberto Crivelli y Carlos González, todos conocidos como de orientación nacionalista y estrechamente vinculados al movimiento peronista de cuya juventud es dirigente el nombrado Vigliano (sic), quien se desenvuelve en el ámbito estudiantil universitario”.
Poco después, a principios de diciembre de 1971, la CNU saltó sangrientamente a la primera plana de los diarios cuando varios de sus integrantes interrumpieron a los tiros una asamblea que se estaba realizando en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Mar del Plata y asesinaron a la estudiante Silvia Filler, de 19 años. Entre los atacantes fueron identificados dos policías bonaerenses: el oficial subayudante Héctor Oscar Corres, que cumplía tareas en la Unidad Regional, y el agente Juan Carlos Gómez, ambos integrantes de la CNU. Pero no es sólo la presencia de dos policías bonaerenses en el grupo de tareas lo que pone al descubierto la vinculación de la CNU con esa fuerza de seguridad, sino la utilización que la Dippba le da a la información que Corres brinda durante su declaración ante la policía el 8 de diciembre de 1971. En lugar de dar detalles sobre el crimen –un aspecto que no parece interesar al interrogador–, Corres hace una minuciosa radiografía de las organizaciones de la izquierda marxista y peronista que actúan en la Facultad e identifica a sus principales referentes. Esa descripción será incorporada casi como un parte de inteligencia elaborado por el propio Corres a los informes de inteligencia de la Mesa A, Factor Estudiantil, de la Dippba marplatense.
En el informe de inteligencia del 13 de diciembre de 1971, firmado por el comisario Jorge Hermondari e incorporado al Legajo N° 44, el autor expresa claramente qué se hizo con la información elaborada por Corres: “Asimismo cabe agregar que el suscrito requirió al Delegado del SIPBA los antecedentes que pudieran registrar las personas, grupos y entidades mencionadas por CORRES, como así también una evaluación de lo expresado por el mismo, informando al Jefe lo siguiente: Los nombres de alumnos y profesores mencionados por el imputado CORRES, dentro de la línea izquierdista, que actúan en las distintas Facultades locales, en su mayoría coinciden con los antecedentes obrantes en la Delegación y, particularmente, en el caso de los primeros, la nómina de activistas es mucho más amplia. Sobre las organizaciones mencionadas y sus integrantes, siempre de orientación izquierdista, la información resulta útil porque permite ubicar con mayor precisión a cada uno de los elementos en los grupos que actúan”. En otras palabras, el objetivo de la Bonaerense no es el esclarecimiento del asesinato de Silvia Filler sino la identificación de militantes de izquierda.

ANTES DEL GOLPE. La participación de los grupos de tareas de la Concentración Nacional Universitaria con el terrorismo de Estado desatado en la provincia de Buenos Aireas a partir de enero de 1974, cuando el gobernador Oscar Bidegain debió renunciar y fue reemplazado por el sindicalista de ultraderecha Victorio Calabró, ya ha sido extensamente de­sarrollada por los autores de esta investigación. También como, a partir de la intervención de las universidades de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca, ocurridas luego de la llegada de Oscar Ivanissevich al Ministerio de Educación de la Nación, en la segunda mitad de 1974, la CNU multiplicó su accionar terrorista contra docentes y estudiantes con el aval y la complicidad de las nuevas autoridades universitarias. Un parte de inteligencia del 25 de septiembre de 1975, incorporado al Legajo N° 154 de la Mesa A de la Dippba, reafirma las vinculaciones de la CNU con los interventores universitarios, aun por la negativa. El informe señala que la CNU “ha entrado en franca decadencia” y explica las razones: “Otro de los factores determinantes del repliegue producido a partir de estos últimos tiempos, se le puede considerar el cambio efectuado en las diversas facultades por parte del Poder Ejecutivo, para consignar un caso, el cambio de Rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires, Dr. OTTALAGANO, quien evidentemente se hallaba en cierta forma identificado con los postulados de la C.N.U. [...] En la Provincia no escapa a la atención de los observadores, la actividad del Rector REMUS TETU, que al cumplir con su gestión, es cuestionado por el estudiantado de esa Casa de Altos Estudios, por su política, al parecer anti-izquierdista que lleva a cabo en ese ámbito, solidarizándose con éste la C.N.U. y otros grupos denominados de derecha. Por su parte la C.N.U en su momento se identificó totalmente con la política llevada a cabo a nivel nacional por el entonces Ministro de Cultura y Educación de la Nación, Sr. Oscar IVANISSEVICH, para esto cabe recordar que en la gestión de este funcionario se suprimió el ingreso irrestricto a las Facultades, se procedió al despido de numerosos trabajadores y docentes de distintas facultades del país, especialmente quienes integraban gremios de los denominados ‘combativos’, política que con algunos cambios sustenta para la vida universitaria la CONCENTRACIÓN UNIVERSITARIA NACIONALISTA (sic)”.
Algunos datos ayudan a complementar esta información. El 14 de abril de 1975, el CNU Eduardo Cincotta fue nombrado secretario general de la Universidad de Mar del Plata por la intervención ultraderechista. Por otra parte, un informe de inteligencia elaborado por la Mesa A, Estudiantil, Bahía Blanca, de la Dippba sirve para constatar cuál fue la carrera de Héctor Oscar Corres, uno de los asesinos de Silvia Filler, durante la intervención ultraderechista en la Universidad de Nacional del Sur, con sede en Bahía Blanca. “El 30 de octubre de 1975, por resolución emitida por el Interventor normalizador de la Universidad Nacional del Sur, Dr. Julio REYNOSO, fue designado como Director del Departamento de Enseñanza Media, el Dr. Héctor Oscar CORRES”. Otro informe de inteligencia señala que Héctor Oscar Corres fue nombrado, el 7 de enero de 1976, director del Departamento de Ciencias Sociales de la misma casa de estudios. Apenas dos botones para una muestra mucho más extensa.

DESPUÉS DEL GOLPE. La incorporación de muchos de los integrantes de la CNU a los grupos de tareas de las Fuerzas Armadas no fue producto de una decisión tomada por los estrategas del terrorismo de Estado después del golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976. Las declaraciones del ex agente del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Orestes Vaello y varios documentos a los que han tenido acceso los autores de esta investigación permiten precisar que la Concentración Nacional Universitaria pasó a operar bajo las órdenes del Ejército a partir de octubre de 1975 (ver nota del 13 de noviembre del 2011). La patota de la CNU platense comandada por Carlos Ernesto Castillo (a) El Indio operó desde esa fecha y hasta después del golpe bajo las órdenes del jefe del Área de Operaciones 113, coronel Carlos Roque Presti.
Los partes de inteligencia de la Dippba permiten ahora determinar cómo la CNU marplatense –o, por lo menos, varios de sus miembros– se integró también a la represión ilegal de la dictadura. Un informe producido por la Mesa “DS” el 22 de mayo de 1977 e incorporado a la “Carpeta Varios N° 9074” revela la mecánica de incorporación. Allí, un memorando firmado por el jefe de la Dippba marplatense, comisario inspector Juan Carlos Ortiz Costa, se refiere a un atentado sufrido por Nicolás Miguel Cafarello, a quien identifica como “perteneciente al Servicio de Informaciones del Ejército”. En uno de los párrafos dice: “El causante (N. de la R.: es decir, Cafarello) fue simpatizante del C.N.U. local de línea extrema derecha. Luego de la asunción del actual gobierno, los integrantes de esta agrupación considerados ‘recuperables’ fueron integrados al Servicio de Informaciones del Ejército y en tales condiciones se encontraba en oportunidad descripta. En el mes de diciembre de 1976 conjuntamente con otro integrante de ese Servicio de Informaciones, detuvieron en la ciudad de Buenos Aires a Raúl MONTES [ROAL MONTES], a) “Pájaro”, integrante de MONTONEROS donde revistaba con carácter de oficial y perteneciente a la columna La Plata”.
Otro parte de inteligencia de la Dippba, producido después de la recuperación de la democracia por la Mesa “DS”, Factor Varios, con el número 23147, identifica a varios ex integrantes de la CNU que participaron en la represión ilegal durante la dictadura. “Después del golpe de marzo del 76, algunos colaboraron con el Ejercito en la lucha anti-subversiva, como (Eduardo) Cincotta, (Jorge) De la Canale, (Eduardo) Ullua, y (Mario) Dourquet. Posteriormente y en razón de que se sospechaba eran autores de diversos delitos, comienzan a ser investigados y algunos se van del país, tal el caso de Dourquet”, dice el informe.

ACÁ ESTÁN, ÉSTOS SON. No es el único aporte que hace el informe 23147 de la Mesa “DS” de la Dippba. Fechado el 3 de mayo de 1985, con la carátula “Información relativa a la Concentración Universitaria Nacional (C.N.U.) obrante en esta Dirección General”, este parte de inteligencia brinda uno de los listados más exhaustivos que existen de los integrantes de la CNU marplatense. La lista es la siguiente: “Raúl Viglizzo, Ernesto PIANTONI (h), Alberto Dalmasso, Juan Carlos Gómez (h), Jorge de Urquia, Raúl Cuence, Arturo Abriani, Roberto Crivelli, Carlos González, Jorge de la Canale, Eduardo Salvador Ullua, Eduardo Cincotta, Oscar Corres, Mario Dourquet, Gustavo Demarchi, Marcelo Arenaza, Beatriz María Arenaza, Horacio Luis Raya, Roberto Antonio Faran, Jorge Aguilera, Beltrán Laguyas, Roberto Coronel, Alberto Meriondo, Horacio Garaguzo, Juan Carlos Fantoni, Eduardo Benoris, Jorge Garrica, Eduardo Botte, José Luis Granel, Fernando Catuogno, Juan Carlos Rentería, José María Lorenzo, José Luis Piatti, Horacio Rolón, Roberto Justel, Miguel Landi, Miguel Famularo, Ricardo Gulminelli, Ordoner Renato Redi y Osvaldo Maidal”.
Al escribirse estas líneas, algunos de ellos han muerto, otros están detenidos, otros esperan en el exterior que se resuelvan los pedidos de extradición de la Justicia argentina, otros siguen prófugos y más de uno sigue viviendo tranquilamente en Mar del Plata sin que se le haya pedido todavía una rendición de cuentas por los crímenes cometidos como parte de la maquinaria del terrorismo de Estado, antes y después del golpe.

Promedio: 4.7 (77 votos)

Comentarios

¿Y a Marita Lavita, una terrible asesina, no la investigan?

qxMNCi , [url=http://jzictlphzmwz.com/]jzictlphzmwz[/url], [link=http://gxllsslfftcd.com/]gxllsslfftcd[/link], http://vujigoiamiqv.com/

SbGUwC ekkoqbptentf

mDXcwe mohhsjioiimp

las 3 proximas las gana. Almereda fuera, Valencia en casa y fuera el Zaragoza. son 9 punots para los blancos.Jugar otra cosa en la quiniela Craso error.Volviendo al tema "no hacer lef1a del arbol caeddo" yo paso oledmpicamente de putearlos porque simplemente el madrid no este1 al nivel del Barcelona, Manchester o Chelsea. Sf3lo observar contra quien juega el Barcelona en los cruces y con quien el Madrid, que cualquiera tropieza en copa con un 2aa o 3aa ya que le pasa a todos los primeras, pero queda eliminado a las primeras de cambio en Europa, y ahed es donde se es grande, no en una liga que pertenece a los dos grandes y una vez cada 10 af1os para uno que de9 la sorpresa...El futbol actual es ased.

Soy alfredo difilippo: Secretario de Gobierno de la ciudad de Rawson, Pcia.de chubut y tenia un amigo llamado Sergio Camiña , Hoy vocal del tribunal de Cuentas de la Pcia. del Chubut que sacaba chapa que habia sido un militante "oscuro" de la CNU de La Plata.
Tal es asi que cajoneó una investigacion de robo en perjuicio de la Loteria del chubut , Suc. Puerto Madryn , que fuera perpetrado por el entonces , Gerente del Casino de dicha Ciudad., un tal Julio Cesar garachico. Este individuo fue identificado por Julio Lopez, como represor asociado al Crio. Etchecolaz y como digo fue protegido por el tal Cr. Sergio Camiña.
Sres. Fiscales deben investigar a este peligroso individuo.

que raro no comentaron nada de la renuncia de corazza sabian???

Espero me regales el libro.Margarito

che y el dr. MALDONADO de la policia PBA????

Daniel: esta por salir el libro?

Tenés más datos de esa reunión en Marquesado de la CNU de todo el país?
Lavispita

Sr Vicegobernador y Presidente del Senado Bonaerense:
¿A usted le parece atinado decir "Incluso con preceptores de las escuelas secundarias de La Plata que fungían como buchones"?.
Me parece que usted se equivoca feo, Sr Mariotto.
Los preceptores que prestaron servicio (sic) en el Colegio Nacional, el Liceo Víctor Mercante y el Bachillerato de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata eran, en su gran mayoría, pistoleros, iban con armas a las escuelas, y más de una vez amedrentaron a alumnos que mostraban oposición o descontento. Y varios, no todos, fueron nombrados. Faltan varios más.
Reducir su papel a "buchones" es peligroso, porque están sospechados desde aquéllos días, en que circulaban fuertísimas versiones que los ubicaban en secuestros y asesinatos de jóvenes y luchadores en aquellos años 74, 75 y 76.
La Investigación de Miradas al Sur ya ha nombrado, varias veces, a Nestor Causa y Ricardo Walsh entre otros, como partícipes activos en los ataques armados de CNU, y estos dos asesinos eran preceptores en el Liceo. Y si leemos bien, veremos que no fueron los únicos.
Y también tienen responsabilidad en el asesinato de la alumna Zanandrea, que relata exhaustivamente la investigación.
Eso si, también hubo alcahuetes y delatores, tanto entre docentes como porteros y alumnos.
Con respeto.
Ex alumno secundario de la UNLP.

¿ Como que algunos todavía viven impunes en Mar del Plata ?????????

Eduardo Ullua y Fernando Federico Delgado integraron el servicio de Inteligencia, y todavía se encuentran prófugos. Son numerosas las víctimas del accionar de esta organización que en Mar del Plata se unió a la AAA hasta el golpe de estado y luego, como bien dice la nota, se integró a las patotas de las FFAA. La protección de las FFAA fue total, asi en febrero de 1977 se reunieron en el Marquesado, en Mar del Plata, todos los miembros de la C.N.U del país para delinear las acciones futuras. También información de la DPBA menciona qué funcionarios públicos y miembros del servicios de inteligencia, de quienes se sospechaba su participación en delitos comunes, participaron del encuentro. Todo prolijamente documentado por la burocracia del aparato estatal.
La nota refleja con exactitud quienes fueron los integrantes de dicha organización delictiva; sus crímenes son actualmente investigados por el juez Inchausti en Mar del Plata, aunque también se sabe que dispusieron el asesinato del diputado nacional Pablo Rojas en la Pcia de San Juan .
Esta crónica es otro paso adelante que pone luz sobre una etapa tan negra.
J.P.C.

Que va ser de CNU Gallo. Si es gallina

El Director de la DIPBA en epocas de Cafiero, fue Armando Gallo, que segun tengo entendido era miembro del CNU.

El contacto de Corres era su primo hermano Oscar Corres (homónimo), destacado torturador en la Escuelita de Bahia Blanca, miembro del Servicio de Inteligencia del Ejercito, de apodo "El Laucha", fallecido impune en el Hospital Militar.

¡Eduardo Botte no fue Gerente de Asuntos Juridicos de Ferrocarriles Argentinos en el menemismo?

Enviar un comentario nuevo

  • Etiquetas HTML permitidas: <i> <b> <u>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres mostrados en la imagen.
Seguinos en Twitter
Print preview icon

Otras notas

  • Una “carta abierta” de la Concentración Nacional Universitaria dirigida “a los compañeros del Movimiento Nacional Justicialista” confirma que ya en 1971 y 1972 la CNU marplatense tenía fuertes vínculos con un sector de la Justicia Federal de esa ciudad y con la Policía Bonaerense.

  • Por lo menos tres partes de inteligencia de la Dirección de Informaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Dippba), producidos en 1985, dan cuenta de las actividades de ex integrantes de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) platense y de su inserción en diversos estamentos del Estado luego de la recuperación de la democracia, en diciembre de 1983, así como de un intento de rearmado de esa organización. Se trata de los documentos identificados como:
    .Legajo Mesa “DS” 22.300. Asunto: “Reorganización de integrantes del ex CNU La Plata”, fechado en enero de 1985.

  • La detención, esta semana, de dos ex integrantes de la organización terrorista paraestatal Concentración Nacional Universitaria (CNU) marplatense en España vuelve a poner en evidencia el contraste entre las actuaciones de la Justicia Federal de esa ciudad atlántica y su par de La Plata cuando se trata de detener y juzgar a los asesinos que participaron del terrorismo de Estado previo al golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976.

  • La detención, el mes pasado en la provincia de Córdoba, del ex jefe del grupo de tareas de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) en La Plata, Carlos Ernesto Castillo (a) El Indio, y la denuncia de un antiguo militante de la JP sobre el accionar de los grupos parapoliciales y paramilitares en San Miguel de Tucumán (ver La juventud maravillosa de la ultraderecha) parecen haber sacado del sueño que dormían desde hace años las investigaciones judiciales sobre los crímenes cometidos por esa banda de la ultraderecha peronista que operó amparada desde el Estado entre 1974 y 197

  • El próximo sábado, 22 de marzo, a las 17.30, en el Teatro Colón de Mar del Plata (Hipólito Yrigoyen 1665), se realizará una nueva presentación del libro La CNU. El terrorismo de Estado antes del golpe, de los periodistas Daniel Cecchini y Alberto Elizalde Leal.
    Además de los autores, participarán del panel Marucha Rave (Madre de Plaza de Mayo y madre de Patulo Rave, asesinado por la CNU) y Rodrigo Miguel (hijo de Carlos Miguel, asesinado por la CNU).

  • Casi cuatro décadas después de ocurridos los hechos, la justicia federal marplatense dio un paso histórico al elevar a juicio oral, por primera vez en el país desde la recuperación de la democracia, una causa relacionada con el accionar de la Concentración Nacional Universitaria (CNU).