Mapa de ruta: para el otro lado

Año 5. Edición número 196. Domingo 19 de febrero de 2012
Opinión.

Los siguientes son diez propuestas formuladas por el grupo Plataforma 2012 en torno de la megaminería:

1) Reforma integral del Código de Minería y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (24.196) y sus modificatorias, que promueven y habilitan la destrucción de los bienes comunes y el despojo colonial de nuestras riquezas.
2) Aplicación efectiva de la Ley Nacional de Protección de los Glaciares en todo el país.
3) Recomposición ambiental de las zonas afectadas por los megaemprendimientos mineros que actualmente existen en el país.
4) Cierre de todas las causas abiertas a los ciudadanos criminalizados por manifestarse contra la megaminería.
5) Urgente derogación de la nueva Ley Antiterrorista.
6) Urgente sanción de las leyes provinciales derogadas en La Rioja y en Río Negro, que prohibían este tipo de megaemprendimientos mineros.
7) Activación y ampliación de mecanismos participativos y de democracia directa que apunten a la democratización de las decisiones.
8) Propuesta de Declaración de una moratoria a nuevas concesiones a la exploración y explotación minera metalífera.
9) Propuesta y debate de una ley nacional de prohibición de la megaminería metalífera con uso de sustancias tóxicas y la uranífera en todo el país.
10) Propuesta de un gran debate nacional que reflexione y genere políticas públicas que apunten a una salida del extractivismo, en pos de un equilibrado e igualitario desarrollo de los pueblos, respetando su cultura y sus formas de vida.

Promedio: 4.1 (36 votos)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

Otras notas

  • La Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) es una articulación nacional de asambleas socio-ambientales y organizaciones sociales surgidas en diferentes provincias que, desde su origen, en el año 2006, lleva realizados 16 encuentros en todo el país.

  • La presión es “la fuerza o coacción que se hace sobre una persona o colectividad”. También significa “la acción y el efecto de apretar”. Lo que no puede explicar el diccionario es la manera en que se ejerce esa fuerza, acción, coacción y apriete. Lo que a veces queda un poco más claro es sobre quiénes recae.

  • Desde que la discusión sobre la megaminería a cielo abierto se instaló definitivamente en la agenda gracias a las últimas movilizaciones generadas en La Rioja y Catamarca, la conformación de un organismo interprovincial que tenga un rol más decidido en la materia es la iniciativa de mayor alcance conocida hasta ahora, con consecuencias que podrían ir de lo político y económico a lo institucional y cultural. “Podrían”, en potencial, porque sólo con el paso del tiempo se sabrá qué pasos concretos dará ese organismo y en qué sentido.

  • La escalada del conflicto minero, junto a las irresponsables posiciones de algunas fuerzas políticas (principalmente el radicalismo) ha ido más allá de los deseos del Gobierno, que lo que menos quería era otro frente de batalla en momentos en que concentraba fuerzas versus Moyano, por Malvinas y en el difícil cuadro del sector externo timoneado por Guillermo Moreno.

  • En su artículo de la edición de Miradas al Sur del domingo pasado, Daniel Bosque, director de Mining Press, una de las revistas promineras más conspicuas, lejos de referirse a la discusión que planteamos en nuestro artículo (la aplicación efectiva ley de protección de los glaciares), corrió deliberadamente el eje, para hacer una defensa fervorosa de la megaminería a cielo abierto. En razón de ello, en este artículo quisiéramos responder desde una perspectiva más general los argumentos presentados por dicho periodista.

  • No es casual que el 22 de febrero activistas de Greenpeace hayan montado en San Juan un campamento en el acceso a las minas de Veladero y Pascua-Lama, explotadas por la Barrick Gold, para exigir la aplicación plena de la Ley Nacional de Protección de los Glaciares. Sucede que, mediante un gran esfuerzo –conjunto y coordinado desde diversas estructuras del Estado–, el Gobierno Nacional, algunas provincias cordilleranas y las grandes empresas mineras están demorando la efectiva aplicación de dicha ley.