Radiografía sección por sección del voto para diputados nacionales

Año 6. Edición número 274. Domingo 18 de Agosto de 2013
Elecciones bonaerenses primarias 2013. La heterogeneidad social, económica y demográfica de la provincia de Buenos Aires revela, a través del siguiente análisis, el complejo comportamiento del electorado en las elecciones PASO del último domingo.

El Frente Renovador logró imponerse en las elecciones primarias del 11 de agosto. Para la categoría de diputados nacionales alcanzó un 35% de los votos (3.041.969). En segundo término quedó el FPV, con el 29,6% y un total de 2.573.579 votos. En tercer y cuarto puestos, y a una distancia considerable, se arriman Stolbizer con el 11,1% y De Narváez con el 10,5%.
El Frente Renovador, con Sergio Massa como principal figura, gano en el 57% de los distritos de la provincia, el Frente para la Victoria lo hizo en el 32% de los distritos, el Frente Cívico y Social (Stolbizer-Alfonsín) en el 11% y De Narváez en el 1%.

Conclusiones del análisis. n Que a pesar de las proyecciones negativas que se estimaban para el interior provincial, la fuerza FPV obtuvo en los Distritos Rurales (menos de 30.000 habitantes) un promedio de votos muy similar al total provincial.
Que si se comparan las secciones electorales sin contar las que corresponden al Conurbano (la primera y la tercera), hay una leve diferencia para Massa de sólo el 0,4%, es decir, 36.580 votos.
Que teniendo en cuenta lo anterior, el FPV pierde la elección en el Conurbano, principalmente en la primera sección electoral, con una diferencia de 20 puntos porcentuales, que equivalen a 598.496 votos.
Que si bien el FPV se impuso en la tercera sección electoral, el margen fue de sólo 5,4%, es decir, una diferencia a favor de 166.614 votos.
Que si tomamos los distritos donde el Frente Renovador obtuvo una diferencia de más de 15 puntos porcentuales sobre el FPV (22 distritos), éstos representan el 23% del padrón provincial.
Que si tomamos a los distritos donde hay una diferencia favorable al Frente Renovador de 10 puntos porcentuales y más, es decir, el doble del promedio provincial, estos distritos representan el 33% del padrón electoral.
Es decir, que el Frente Renovador duplicó el promedio de diferencia porcentual total en un espacio territorial que representa nada más y nada menos que un tercio del padrón provincial.
Que en estos distritos (35 en total) donde se duplico el promedio de votos provinciales, el 40% corresponde a 14 distritos del Conurbano (Tigre, San Fernando, San Isidro, Malvinas Argentinas, Escobar, Vicente López, Pilar, San
Miguel, General San Martin, Tres de Febrero, Hurlingham, Morón, General Rodríguez, Almirante Brown).
Amén de los resultados globales, el análisis debe centrarse en el comportamiento intraprovincial del voto, sobre todo teniendo en cuenta la heterogeneidad social, económica y demográfica de la provincia de Buenos Aires.

Primera Sección Electoral. El Frente Renovador se impuso en 21 distritos, es decir, el 87% de la sección. Este dato es sumamente relevante si tenemos en cuenta que esta zona representa el 35% del padrón provincial. Massa se impuso en Campana, Escobar, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingo, José C. Paz, Luján, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Mercedes, Moreno, Morón, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Suipacha, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.
En esta sección, el FPV ganó sólo en tres distritos: Merlo, Navarro y Las Heras.
En esta zona, el resto de las fuerzas no tuvieron un comportamiento sobresaliente. De Narváez obtuvo el 9,6% y Stolbizer el 8,7%.
En este caso (la 1ª sección), y ya adelantando algunas conclusiones, vemos que Massa obtuvo su mejor performance y que permite explicar las razones estadísticas, y no políticas, de su triunfo. Es decir, sacó una distancia de 20 puntos porcentuales en una zona geográfica que representa el 35% del padrón provincial. Esta ventaja de 598.496 votos explica la distancia del total provincial, que ronda los 500.000 votos.

Segunda Sección Electoral. En esta sección, el voto hacia el Frente Renovador tuvo el mismo comportamiento que en la Primera. A priori, existe una explicación georreferencial que ubica a estos grupos de municipios en la continuidad espacial de la principal zona de influencia del Frente Renovador, la zona norte del GBA.
Massa ganó en 13 de los 15 distritos, es decir, el 86% de los territorios (Arrecifes, Baradero, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Exaltacion de la Cruz, Pergamino, Rojas, Salto, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, San Nicolás, San Pedro, Zárate).
El FPV ganó en Colón, y el Frente Cívico y Social ganó en Ramallo.
La ventaja de Massa sobre Insaurralde no fue tan abultada como en la primera sección.
Aquí se observa una diferencia de cinco puntos porcentuales equivalentes a 22.969 votos.

Tercera Sección Electoral. En esta sección el FPV logró imponerse sobre el Frente Renovador. Si bien éste ganó mayor cantidad de distritos (11 sobre 19), el FPV logró un buen margen en los territorios más populosos. Insaurralde se impuso en Ensenada, Quilmes, Esteban Echeverría, Ezeiza, La Matanza, Florencio Varela, Berazategui y Lomas De Zamora. Estos representan el 67% del electorado de la 3ª Sección y el 23% del padrón provincial.
El Frente Renovador se impuso en San Vicente, Almirante Brown, Cañuelas, Brandsen, Magdalena, Presidente Perón, Avellaneda, Lanús, Lobos, Berisso y Punta Indio.
Al igual que la primera sección electoral, ésta representa el 35% del padrón provincial. Los análisis estaban dirigidos a poder balancear en esta sección la ventaja que iba a lograr Massa en la primera sección. Si bien el FPV se impuso, la ventaja fue muy corta, un 5,5%, es decir, 166.614 votos que no logran equiparar los más de 500 mil votos de ventaja obtenidos en la primera sección.

Cuarta Sección Electoral. En esta sección, el Frente Renovador se impuso sobre el Frente para la Victoria por un exiguo margen, 1,8%, 6.624 votos.
El Frente Renovador alcanzó el 30,5% (109.745 votos) ganando en los distritos de General Villegas, Junín, Rivadavia, Trenque Lauquen, Nueve de Julio, Hipólito Yrigoyen, Bragado.
El Frente para la Victoria obtuvo el 28,2% (103.121 votos) y se impuso en los distritos de General Pinto, Alberti, Chacabuco, Pehuajó, General Arenales, General Viamonte, Carlos Tejedor, Leandro N. Alem, Chivilcoy, Florentino Ameghino.
El Frente Progresista Cívico y social obtuvo el 19,6% (71.815 votos) y se impuso en Carlos Casares, Lincoln y Alberti. Unidos por la Libertad y el Trabajo (De Narvaéz) obtuvo el 11,3% (41.374).

Quinta Sección Electoral. En esta sección, el Frente para la Victoria se impuso por un margen de 14.060 votos (1,8%).
Si bien el Frente Renovador ganó 15 de los 27 distritos, y el Frente Progresista Cívico y Social se impuso en tres distritos (General Guido, Rauch, San Cayetano), Insaurrade ganó en un distrito clave como es General Pueyrredon, que representa el 48% del padrón de la 5ª Sección.

Sexta Sección Electoral. El FPV se impuso en esta sección por un exiguo margen. La particularidad de este caso es que entre los 17 y 23 puntos porcentuales se encuentran las principales cuatro fuerzas políticas en competencia. Entre estos seis puntos de distancia se encuentra el FPV con 23,45%, el Frente Renovador con 22,45%, Unidos por la Libertad y el Trabajo 19,8%, y el Frente Progresista Cívico y Social con el 17,3%.
Es importante resaltar que en este caso la buena performance de De Narváez se explica por el triunfo en Bahía Blanca. Este distrito representa el 40% del electorado de la 6ª Sección Electoral.

Séptima Sección Electoral. Si bien el candidato del Frente Renovador, Sergio Massa, se impuso sobre Martín Insaurralde por 10 puntos porcentuales, la incidencia electoral de esta sección es mínima. Esta representa el 2% del padrón provincial. Asimismo, esa diferencia de 10% entre el FPV y el Frente Renovador equivale a 18.961 votos.
Por otro lado, el Frente Progresista Cívico y Social tuvo un porcentaje muy por encima del resultado provincial, obteniendo el 20,2% de los votos.

Sección Capital. La Sección Capital representa al distrito de La Plata. En este caso, se impuso el Frente Renovador sobre el FPV por el 1,7%, que representan 6.314 votos de diferencia.

Promedio: 4.3 (19 votos)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

Otras notas

  • Los resultados de las Elecciones Generales en la provincia de Buenos Aires no se alejan del escenario imaginado ni de las hipótesis que se esgrimieron a partir de los guarismos de las PASO. Por un lado, se esperaba un escenario polarizado entre el FpV y el Frente Renovador donde las dos fuerzas iban crecer en cantidad de votos. Sin embargo, la pésima performance del candidato Francisco De Narváez, que está peleando el cuarto lugar con el Frente de Izquierda, permitió el crecimiento de Sergio Massa.

  • Si las elecciones se realizaran hoy, las encuestas señalan que Daniel Scioli coronaría en forma exitosa su intento por continuar al frente del Ejecutivo bonaerense. Según los sondeos, el actual gobernador le saca varios cuerpos de ventaja a su inmediato competidor, Francisco de Narváez. Hoy, el ex socio político de Mauricio Macri en Unión-PRO pierde por una diferencia de treinta puntos en la carrera a la gobernación.

  • Entre la euforia de los opositores al gobierno y la desazón del kirchnerismo después de las PASO del 11 de agosto, quedaron cristalizados algunos conceptos sobre los resultados que habría que revisar al amparo de una lectura por debajo de la superficie.

  • El pasado miércoles 14 de agosto, cuando se iban conociendo los cómputos definitivos de las PASO, desde Tecnópolis, la presidenta parecía querer un mano a mano con los que detentan el poder económico: "Quiero a los titulares, a los directores técnicos, para discutir. Los suplentes no me sirven." Sin vueltas, Cristina corría de la escena a los candidatos del Frente para la Victoria, que habían logrado una magra cosecha electoral, para ratificar que ella está al frente del timón.

  • Las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (Paso) llegaron. Se terminó el primer tramo de la campaña rumbo a las generales de octubre. Con los precandidatos presidenciales definidos (al menos hasta hoy), la disputa por el poder político y territorial se dará abajo, en los municipios, donde los aspirantes a los sillones comunales tendrán que dirimir sus chances en una gran interna abierta.

  • El año electoral y político para el peronismo bonaerense no concluyó hasta el día 27 de diciembre del 2013, fecha en el que tuvo lugar la realización de un nuevo congreso partidario. Luego de un agitado período que incluyó dos elecciones –primarias y generales– muy disputadas con el Frente Renovador, se le sumó la normalización partidaria provincial.